Carillas dentales disponibles en Valencia: ¿Durarán el tiempo que espero?

Cuando un paciente tiene la intención de mejorar la apariencia de su sonrisa en el menor tiempo posible, las carillas dentales son la solución, ya que su aplicación puede resolver casi cualquier problema estético que, de otro modo, exigiría meses de tratamiento y complicadas maniobras de mantenimiento. El problema que esta opción presenta, al menos para el punto de vista de muchas personas desinformadas, es el de la durabilidad. Debido a que las carillas son piezas de porcelana tanto o más finas que una lentilla de contacto, muchos pacientes potenciales creen que lo que cuestan, no se equipara al tiempo que durarán dando servicio.

 ¿Eso es verdad?

Las carillas dentales disponibles en Valencia que son de buena calidad (como las del sistema Lumineers que ofrece la Clínica Muller), duran en perfecto estado al menos durante un periodo de entre 10 y 15 años. Lo que ocurre con este tipo de carillas es que se fabrican a base de porcelana de alta resistencia que no reacciona de manera desfavorable a los cambios de temperatura ni es particularmente sensible al impacto. A menos que el paciente tenga una contusión fuerte, que prescinda por completo de todas las recomendaciones básicas de cuidado indicadas por el especialista o que intente por voluntad sacar sus carillas, estas difícilmente se fracturarán o se desprenderán. Si por alguna razón ajena a los cuidados del paciente, una pieza se desprende íntegra y no presenta daño o defecto, el odontólogo puede reaplicarla de inmediato sin necesidad de reponerla.

¿Se mancharán?

La respuesta es un no definitivo cuando se trata de carillas Lumineers. Aunque estas no resultan afectadas en coloración por el tabaco, el café y los alimentos coloreados, lo más recomendable es que el paciente controle su consumo, ya que lo que puede ocurrir es que los dientes naturales que se encuentren debajo si resulten afectados. Una de las más claras ventajas de este sistema es que las carillas se pueden remover en cualquier momento para que el paciente se someta a otro tratamiento (ortodoncia, por ejemplo) y luzca la superficie natural de sus dientes sin inconvenientes. Si los hábitos de consumo no se controlan, el paciente puede llevarse una desagradable sorpresa si decide remover sus carillas luego de un tiempo.

Calidad garantizada

Las carillas dentales disponibles en Valencia, a las que puedes acceder a través de la Clínica Muller, se colocan por las manos de cirujanos dentales certificados en el sistema Lumineers en una sola sesión sin lesionar la superficie de los dientes. Este detalle garantiza la satisfacción desde el primer momento y, por supuesto, también la durabilidad, ya que recibiendo una buena aplicación y siguiendo las recomendaciones básicas de cuidado, la vida útil de las carillas puede extenderse indefinidamente. No hay nada que temer. Da el paso hoy, que estarás haciendo lo mejor en pro de tu bienestar, tu apariencia y hasta tu bolsillo.

Imagen cortesía de http://obeso.net. Todos los derechos reservados.